Dándole seguimiento a nuestro último mensaje del lunes 30 de septiembre de 2019, donde unimos claramente nuestra voz a la de todos los sectores clave de la nación, a aquellos que rechazan la corrupción, las ganancias fáciles, el contrabando, para exigir que nuestros líderes saquen sabiamente las consecuencias de sus inconsistencias, escuchando la voz del pueblo que es la voz de Dios

Considerando hoy la crisis humanitaria sin precedentes en la que se encuentra el país; Considerando que es el resultado de una crisis mucho más profunda que afecta a los fundamentos mismos de nuestra convivencia en sus dimensiones política, económica, social y religiosa; Considerando la bancarrota total de nuestras instituciones republicanas (ejecutivas, legislativas, judiciales), y la responsabilidad de nuestras élites políticas, intelectuales y económicas en el deterioro de la situación

Nosotros, religiosos y religiosas, que venimos de las entrañas del pueblo, conscientes de nuestra misión como consagrados, misioneros y enviados, especialmente en este mes misionero en el que el Papa Francisco nos invita a defender la vida y la dignidad de la persona humana y a buscar la paz y la reconciliación

Hagamos un llamamiento a la conciencia de todos, en particular del jefe del poder ejecutivo, para que reconozca la gravedad de la situación y adopte una sabia decisión en favor de Haiti; Hagamos un fuerte llamamiento al respeto de la vida y de la integridad de la persona, en particular de los niños, de los enfermos, de los ancianos, de los minusválidos, de las mujeres embarazadas, así como al respeto del bien común y del bien privado

Debido a la insensibilidad e indiferencia de los diversos actores políticos hacia el futuro del país, debido al clima generalizado de inseguridad, nos encontramos en la obligación de mantener cerradas las puertas de nuestras instituciones hasta que se encuentre una solución pacífica a la crisis lo antes posible; promoviendo el triunfo de la justicia, la verdad y la reconciliación, así como el retorno a la vida nacional normal

En este mes misionero en el que Nuestro Santo Padre el Papa Francisco nos invita en su oración a ser testigos valientes y ardientes del Evangelio, para que la misión confiada a la Iglesia[...] encuentre expresiones nuevas y eficaces que den vida y luz al mundo, como personas consagradas, decidimos hacer dos gestos simbólicos pero muy significativos

  1. a) Solidarizarnos con las víctimas de esta crisis, que ya ha durado demasiado tiempo,

través de donaciones de sangre a la Cruz Roja Haitiana y visitas a hospitales para donar 

el producto de nuestra recogida de medicamentos y equipos médicos; b) Convencidos de que las palabras de San Juan Pablo II durante su visita a Haití el 9 de marzo de 1983 son más pertinentes que nunca, a saber: Algo debe cambiar aquí...., en profunda comunión y en permanente solidaridad con nuestro sufrido pueblo, marcharemos en silencio desde las 9 de la mañana del martes 22 de octubre de 2019, en la fiesta de San Juan Pablo II, en todas las principales ciudades del país, para rezar, celebrar nuestra fe e implorar las gracias divinas sobre nuestro país y nuestro pueblo

Invitamos al clero de nuestras diez diócesis y los fieles católicos, a los miembros de todas las demás confesiones religiosas, a todos los sectores socioprofesionales, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirse a nosotros para llevar el grito de nuestros dolores a Dios

Ante la magnitud de los desafíos del momento y en nombre de nuestra fe, reiteramos nuestra confianza, nuestra solidaridad y nuestro compromiso inquebrantable con ustedes. Aprovechamos esta oportunidad para hacer un llamamiento a la sociedad en su conjunto para que trabaje en favor de una vida mejor en Haití

uc Jasmn, cse 

P Eric Jasmin, CSC Presidente

SDS Bloco H - nº 26 - Sala 507 - Edfício Venâncio II

CEP: 70393-000 - Brasília - DF - Brasil (061) 32265540 - Fax: (061) 3225 3409 crb@crbnacional.org.br

2018 - CRB Nacional.org.br

Fazer login com suas credenciais

Esqueceu sua senha?